Muñecos de peluche

Con el paso del tiempo, los muñecos de peluche y de trapo de nuestros hijos se ponen muy sucios. Muchos utilizan el truco de limpiarlos con patata, pero es mucho menos engorroso usar un poco de harina de maíz. Frota enérgicamente con ella el muñeco en cuestión, espera unos minutos para que la harina absorba toda la suciedad y luego, cepilla bien.

Disfraces

Si a tu hijo le gusta disfrazarse, déjale la ropa que a vosotros se os quede vieja o pequeña (faldas, camisas, zapatos, sombreros…) o incluso algún uniforme que puedas comprar en el rastro a bajo precio. Móntale su cajón de disfraces y déjale que disfrute aunque no estemos en carnaval. Además, de vez en cuando también puedes ofrecerle alguna pintura especial para disfraces que son fáciles de eliminar.

Aceite de oliva auténtico

¿Quieres comprobar que el aceite que compras es realmente aceite de oliva? Vierte dos cucharadas del aceite en un vaso transparente y añade dos gotas de agua oxigenada. Si el aceite se pone de color verde puedes estar tranquila: es auténtico aceite de oliva.

Cangrejos congelados

Si has comprado cangrejos y te van a sobrar algunos, puedes congelarlos siguiendo las siguientes instrucciones: lava bien los cangrejos y cuécelos en un caldo corto de vino blanco. Después, envasa por separado el fondo de cocción líquido y los cangrejos e introduce los recipientes en el congelador. Podrás utilizarlos en un periodo máximo de tres meses.

Lecho del perro

Un lugar tranquilo es el lugar ideal para situar el lecho de tu perro. Si el animal es pequeño agradecerá un cesto recogido, mientras que si es grande le bastará con una alfombra o colchoneta. En cualquier caso cubre siempre el lecho con una manta que puedas lavar regularmente.

Cachorro que llora

¿Tienes un cachorro de perro que no hace más que llorar por las noches o cuando te marchas de casa? Deja envuelto en una manta, junto a él, un reloj de cuerda con sonido suave. Se sentirá acompañado y dormirá tranquilo y arropado al lado de la mantita.

Mueble de chapa o melamina

¿Tienes un mueble de chapa o melamina y se han formado burbujas? Con una hoja de afeitar, corta verticalmente la burbuja en el sentido de la fibra. Introduce un poquito de cola de contacto con la ayuda de unas pincitas o un bastoncito de algodón. Presiona y pon un peso encima y si se hubiera salido un poco de cola, lija suavemente.

Encerar muebles mates

Para encerar tus muebles mates y queden perfectos toma estas sencillas pero eficaces medidas básicas: Primero debes desengrasar la madera con alcohol especial para barnizar. Después, pule cuidadosamente la superficie con una lija de lana de acero. En este momento, extiende la cera ablandada sin saturar demasiado la madera. Lustra finalmente con un paño de piel para abrillantar toda la superficie.

Hacer desaparecer los puntos negros

¿Has probado de todo y ya no sabes cómo hacer desaparecer los puntos negros? Aquí está la solución más sana: añade un pellizco de sal a medio yogur natural y aplícatelo en el rostro con pequeños masajes circulares. Sus efectos son fulminantes en las zonas más grasas, como la nariz, la barbilla y la frente.

Acabar con las arrugas

¿Quieres acabar con las arrugas? Nada más sencillo si sigues este consejo: lava cuatro hojas de diente de león, mézclalas con cuatro cucharadas de aceite de ricino y ponlo a hervir en un cazo, a fuego lento. Déjalas cocer durante diez minutos y luego espera a que reposen unas tres horas para colar el líquido y ponerlo en un frasco. ¡Ya tienes un excelente aceite antiarrugas para tu rostro!